Ben Clark: “de pronto salió la comida y entendimos que a través de ella podíamos contar todo lo que queríamos contar”

Lo culinario también encuentra su espacio entre versos, concretamente en los publicados recientemente en Mantener la cadena del frío, poemario escrito por Ben Clark y Andrés Catalán que ha sido el último Premio de Poesía Joven de RNE. Este libro editado por Pre-textos trata del acto de comer, de la comida en sí y de todo lo que un poemario ha de tratar. Mezcla vinos con soledades, llantos con nachos y el paso del tiempo con las pizzas. Ben Clark, nos habla un poco más de cómo mediante la comida puede hablarse del amor, de la vida e incluso de la muerte.

Ya veterano en el mundo de grandes genios como Lorca, Bécquer o Neruda, este poeta de origen ibicenco sigue sorprendiéndonos a través de su blog, en el que versos y adversidades se dan la mano.

__

La Sala 101: ¿Cómo surge la idea de crear Mantener la cadena del frío?

Ben Clark: Pues Mantener la cadena del frío es un poemario sobre comida que decidimos escribir, como corresponde, cenando y bebiendo vino. Tuvimos la idea de escribir un libro juntos, pero no sabíamos exactamente sobre qué o si debía ir sobre algo. De forma natural, de pronto salió la comida y entendimos que a través de ella podíamos contar todo lo que queríamos contar. Hablar de todo, las cosas de siempre, el amor, la muerte, el tiempo, la vida…, pero a través de la comida.

¿Habías hecho algún proyecto anteriormente con Andrés Catalán?

Más o menos… Un poquito antes de empezar a escribir el libro ya habíamos empezado a traducir juntos el poemario de un poeta americano y se han solapado los dos proyectos. Habíamos compartido sobre todo lecturas y charlas sobre poesía, pero trabajar así juntos, la verdad es que no.

Cómo habéis escrito los poemas?

Escribíamos en dos espacios diferentes, cada uno desde su casa y utilizando Google Docs, todo de modo online.

¿No crees que se pierde así un poco el romanticismo?

No, yo creo que ni hay que decir que ahora todo debe ser digital y moderno, ni hay que defender el escribir con un sistema más tradicional. Lo bueno de Google Docs es que nos permitió compartir ideas de una forma muy aséptica y criticar al otro sin ser demasiado personales, demasiado directos… Fue muy productivo.

“Al final lo pasamos bien y tuvo algo como de cadáver exquisito”

¿Pensasteis en algún momento escribir algún poema juntos?

Hemos escrito uno en el poemario, que tiene el mismo título del libro, Mantener la cadena del frío, y yo creo que fue interesante. Aunque pienso que a Andrés no le gustó tanto la idea, pero al final lo pasamos bien y tuvo algo como de cadáver exquisito. También lo hicimos, por supuesto, a través de Google Docs, para no variar, y como tenía esta cosa tan interesante de ver el cursor del otro y de ir avanzando o poder escribir diferentes partes del poema a la vez. Mientras, por ejemplo, Andrés estaba corrigiendo unos versos del principio, yo iba cambiando algunos versos del medio hacia el final y poco a poco el poema iba tomando forma como si fuera algo casi automático.

¿Tú cuándo empiezas a escribir?

Yo empecé muy pequeño, a los diez, y además con poesía. Así que en verdad no he dejado de hacer eso.

¿Qué es lo que te lleva a decidir ser escritor?

Creo que no tener otra alternativa, en el sentido de que empecé siendo muy niño y no tenía claro exactamente cómo era eso. Además el formato en sí, de poesía, digamos que lo adopté en seguida, sin distinguir entre poesía y otros géneros. Directamente empecé con algo parecido a escribir en verso y sin decidir “voy a escribir en verso y tiene que ser así”.

“Existe un distanciamiento sano a través del poema”

¿Escribir te hace sentir o dejar de sentir?

Yo creo que se escribe para comprender, pero sobre todo a mí me gusta volver a leer poemas escritos hace tiempo, en cierto momento, y un poco recuperar ese sentimiento de alguna forma. Creo que es una manera más o menos sana de revivir experiencias que quizás han sido malas o traumáticas., aunque también hay experiencias alegres, por supuesto. Existe un distanciamiento sano a través del poema.

“Me gustan ciertos aspectos del poemario en los que considero que quizás sea mi voz la que habla”

¿Poemario al que le tengas cariño?

El último, que es Basura, publicado por Delirio. Creo que he hecho un trabajo de investigación más o menos aceptable y sobre todo me gustan ciertos aspectos del poemario en los que considero que quizás sea mi voz la que habla.

¿Cuál es tu proceso para sentarte, eliges un tema o simplemente te viene la inspiración?

En el caso de Basura, por ejemplo, fue elegir un tema. En otros libros o poemas sueltos, por supuesto, simplemente es que se te ocurra una idea, no sé si llamarlo inspiración o no, pero en cualquier caso se trata de tener una inquietud o de preguntarte por algo y desarrollarlo. Cuando ocurre con un tema general, como he dicho antes con Basura, se trata de sentarte y empezar a investigar, a leer, a mirar en Internet…, y de cada cosa intentar extraer el hecho poético, si es que puede ser.

¿Necesitas silencio para escribir?

Prefiero silencio, pero tampoco soy muy maniático.

¿Proyectos en mente?

De momento intentar seguir escribiendo, porque tal y como está la cosa… Y traducir, y a ver si junto algunos poemas que tengo por ahí sueltos y me pongo a escribir un poco más y sale algo.

Entrada por: Nerea Crespo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: