Norberto Ramos del Val: “Summertime es una especie de cine de autor que se caga en el cine de autor”

Norberto Ramos del Val presentó el pasado 4 de Noviembre su última película, Summertime, en la joven sala Artistic Metropol de Madrid (de la que ya hablaremos en La Sala 101), y estará hasta el próximo jueves 15 de Noviembre. Con esta, el director y productor, se apunta cuatro largometrajes a sus espaldas. Mediante el método crowdfunding y gracias a la plataforma Verkami, ha conseguido cubrir los gastos que conlleva realizar y distribuir una película de bajísimo presupuesto. No obstante se han quedado cortos porque solo han alcanzado la mitad de los 8000 euros que soñaban recaudar.

Esto no ha supuesto ningún problema para Norberto ya que Summertime debía ser rodada en cuatro días como máximo y nadie debía verse beneficiado económicamente de esta “locura de película”. En esta comedia de misterio está cargada de bikinis y de suspense. Según Ángel Mora, dueño de Artistic Metropol, Summertime está cuadruplicando los beneficios de cualquier otra película que se proyecta en la sala. Y no es para menos porque todo el mundo habla bien de ella.

__

La Sala 101: Artistic Metropol se abrió hace poco. Casi han coincidido el estreno de tu película con el día de inauguración del cine. ¿Cómo los conociste?

Norberto Ramos del Val: Me enteré de que existían por la campaña de medios que hicieron. Les estuve dando la brasa hasta que hablé con ellos y sí, conseguí colarme entre las primeras. Al final me decidí por Artistic Metropol porque no hay más sitios en Madrid donde proyectar en plan familiar. Todos los demás cines solo te alquilan la sala, además, por una pasta. Queda feo decir el nombre pero uno de ellos nos pedía por un pase, con doscientas butacas, ochocientos euros y como comprenderás un jueves a las diez de la noche es prácticamente imposible amortizar ese dinero.

En Artistic solo hay ochenta butacas, un poco justo para hacer un estreno con mucha gente, pero lo conseguimos porque rogamos que no viniesen acompañados. Conseguimos ocupar las ochenta, no se quedó nadie fuera.

¿Cómo surgió rodar un guión de Pablo Vázquez y Ricardo López Toledo?

Bueno, los conocí cuando Pablo me hizo una entrevista para La Paz Mundial. Nos dimos cuenta de que nuestros gustos eran similares y de que podríamos hacer algún proyecto juntos. Una tarde grabamos la serie OBI con la gente de La Paz Mundial y después de eso surgió el guión de Faraday, un falso documental que aún guardamos en la nevera. Esta era la peli que queríamos grabar el verano pasado, y no Summertime, pero necesitábamos al menos un par de semanas, algo de dinero, más gente de mejor equipo… Vamos, que al final no pudimos.

Entonces me dio la “depre” porque me había quedado sin rodar ese verano y les dije, a Pablo y a Ricardo, que debían escribir algo sencillo que no necesitase más de dos o tres días de rodaje, que tratase sobre dos chicas en bikini y que fuese en una sola localización. Lo escribieron en un fin de semana. Cuando me lo dejaron leer dije: “de puta madre”. Ni siquiera nos molestamos en hacer una segunda versión. Montamos la campaña para conseguir dinero mediante Verkami pero empezamos a rodar una semana antes de que terminara el plazo. Nos lo tomamos más como publicidad que como método de financiación. Al final fue las dos cosas pero sabíamos que si no llegábamos a la cifra seguiríamos adelante con el proyecto.

¿El rodaje transcurrió con normalidad o hubo tensiones indeseadas?

No. Al final acabaron siendo cuatro días, lo alargamos un poco más. Pero sí que es verdad que las actrices me decían: “¿tú sabes lo que estás haciendo? Porque nosotras no”. Fue todo muy rápido pero no hubo ningún problema.

“Faraday era la peli que queríamos grabar el verano pasado, y no Summertime”

¿Consideras Summertime cine de autor?

Es una especie de cine de autor que se caga en el cine de autor. La peña se pone muy intensa haciendo películas gratis, baratas y van de “soy más autor que Kubrick, aunque ruede en mi casa con unas bonitas paredes de gotelé”. En este caso queríamos reírnos de eso.

También nos reímos del método crowdfunding. Si ves la campaña comprobarás que desde el primer vídeo que subimos nos estamos riendo de la parida que es ese método de financiación. De hecho confirmamos, cuando vimos las cifras y comprobamos que habíamos recaudado la mitad de lo que pedíamos, que es poco menos que una estafa. Al final acabas pidiendo a los amigos y a la familia, como siempre, pero por medio de un intermediario que se lleva su cinco por cierto de comisión.

¿Notas alguna diferencia entre dirigir un guión tuyo y hacerlo con uno de alguien?

No demasiada. Incluso prefiero que lo haya escrito otra persona. Me quedo más tranquilo al saber que hay más de uno que considera que esto va a molar. En este caso son Pablo y Ricardo, en el caso anterior (El último fin de semana) lo escribí a medias con Javier Donate.

No tengo ninguna necesidad de escribir mis propias historias. Cuando se me ocurre algo lo digo y si alguien que escribe mejor que yo, y que además tiene otro punto de vista, se encarga de trasladarlo a un guión, yo encantado.

“La peli se plantea así: hacer algo rápido y a lo bestia”

¿Si hubierais tenido presupuesto para rodar Summertime el resultado hubiese sido otro?

No, eso lo tengo claro. La peli se plantea así: hacer algo rápido y a lo bestia. El presupuesto habría estado bien para cobrar pero no era especialmente necesario. Yo no necesitaba a más gente en el set porque luego me aburro entre plano y plano. Estar jugándose el cuello entre plano y plano molaba.

Tus cuatro proyectos de largometraje han sido dentro de España. ¿No te planteas alguna vez salir fuera?

Sí, me lo planteo todos los días. Me tenía que haber ido hace veinte años. Pero por ahora me conformo con fantasear con comprarme solo el billete de ida cuando voy a algún festival.

¿Ves internet como una alternativa al cine tradicional?

Internet es una alternativa al robo con violencia. La gente roba sin matar a nadie y tú te quedas sin ver un duro por tu película mientras lo gana otra persona poniendo anuncios en una página de descarga. ¡Fantástico!

Antes o eras amigo de alguien que trabajase en El País o nadie veía tu película. Ahora Internet te da oportunidad de publicitar tu trabajo sin invertir. Esto sí que está bien. Si tienes muchos amigos y te sabes mover por las redes sociales puedes llegar a conseguir que, al menos, sepan que existes. Esto te abre las puertas a los medios medios masivos. La parte mala es, como ya te digo, que el robo está a la orden del día.

¿Dónde te pueden seguir tus fans?

En norberfilms.com que es mi blog donde escribo muy de vez en cuando. El Twitter no me va demasiado, lo veo más para “egomaníacos” a quienes les gusta que les hagan la pelota. Yo soy más de Facebook donde me tiro el día metido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: