Narrativa: Una cabina llena de sexo y soledad

Llega a La Sala 101 algo de narrativa, y llega pisando fuerte. La polifacética artista Claudia García Benlloch no solo actúa, como hace en Homo Paradus, sino que también escribe. Claudia no escribe para gustar, ni siquiera para los demás. Escribe porque nació con ese don y hubiera sido una locura no aprovecharlo.

Descubrir talentos que son reacios a mostrase es difícil, pero una vez se dejan ver es imposible dejar de mirarlos, y de disfrutarlos. Claudia es uno de esos talentos escondidos. Su trabajo se expone por primera vez de forma pública en La Sala 101. Así que aprovechad porque la obra de Claudia, porque huye de las tecnologías y es complicada de encontrar en internet. Una cabina, escrita exclusivamente para vosotros, habla de soledades y sexo, algo que lleva moviendo al ser humano desde sus orígenes. A pesar de tratarse de un relato, el lenguaje está tan cuidado que cada una de las palabras desprende poesía. Con un contenido bestial Claudia hace pensar al lector, y lo que es más importante, le hace sentir.

Entrada: Nerea Crespo

Anuncios

Un Comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: